El archivo poético en _Historia de la Nueva México_, de Gaspar Pérez de Villagrá

Abstract

Este ensayo es una investigación sobre el uso de tres documentos de archivo en el poema Historia de la Nueva México, escrito por Don Gaspar Pérez de Villagrá. El poema trata de la expedición del conquistador Don Juan de Oñate a la región de Nuevo México en los años finales del siglo XVI. La investigación responde a las cuestiones de por qué y cómo Villagrá usa los tres documentos, y si manipula el contenido de los documentos cuando los transcribió para el poema. El presente análisis responde a estudios sobre Villagrá que se inclinan a criticar el poema en sentido histórico o sentido poético. Por el contrario, Historia de la Nueva México complica y amplifica la relación entre la poesía y la historia.

El poema Historia de la Nueva México, por Don Gaspar Pérez de Villagrá, es un texto que pone en cuestión la relación entre la poesía y la historia. El poema incluye tres documentos de archivo en prosa. Estos tres documentos históricos sirven unas funcionas poéticas en el contexto del poema, y sirven unas funcionas políticas en el contexto histórico sobre la publicación del poema. Los usos poéticos y políticos de los documentos amplifican y complican la relación entre la poesía y la historia, y en este poema, la relación se vuelve fluida. Mientras el poema pone los acontecimientos en una tradición literaria, glorificándolos, conmemorándolos, los tres documentos reciprocan en la relación con su utilidad. Villagrá usa los documentos para marcar puntos de transición en la narración. Son una parte fundamental de la estructura de su poema. Además, el archivo corrobora los hechos históricos y justifica las acciones de los personajes de la narración. En ambos usos de los documentos, la transcripción de los documentos para la poesía permanece verídica. Villagrá no manipula las palabras de los documentos, sino usa ellos para representar la historia a través su poema en una manera que provee la verdad.

En resumen, Historia de la Nueva México, publicado en Alcalá en 1610, es un poema épico en forma inspirada de los épicos clásicos, con referencias explicitas a la Eneida, por Virgilio. Recuenta los eventos de la expedición del conquistador Juan de Oñate desde la frontera de la Nueva España, remontando el Río Grande, hasta los pueblos indígenas múltiples de la región en los últimos cinco años del siglo XVI. El poema se acaba en el invierno de 1599 con la masacre de los indios del pueblo Acoma por los soldados españoles. El poema era el primero texto publicado sobre esta región, que ahora es el suroeste de los Estados Unidos, y que los españoles llamaban Nuevo México.

Pero la historia escrita de la región empezó doce años antes de la publicación del poema con los documentos oficiales de los conquistadores que tomaron posesión de la región para la corona española. Hoy en día, los archivos en Sevilla y México D.F. contienen estos documentos. La mayoría de ellos son cartas o documentos legales, casi todos manuscritos. Incluyen contratos, instrucciones, reportes del progreso, y justificaciones. El archivo constituye la telaraña de fuentes primarias históricas, o sea los textos escritos en prosa por las personas que presenciaban o tomaban parte en la misma historia. Villagrá, por su parte, escribió una fuente primaria poética, o sea un texto en verso sobre los acontecimientos, con técnicas de la tradición de los poemas épicos clásicos. Nuestro argumento ahora es que Villagrá complicó esta dicotomía de tipo con su uso de documentos de archivo adentro su poema. No obstante, la literatura sobre Villagrá ha criticado a su poema desde una perspectiva basada en la separación entre los dos tipos de fuente primaria.

Varios trabajos escolásticos critican la calidad del poema en la tradición literaria o en la tradición histórica. La introducción de una edición reciente del poema nota este debate como un “gran controversia alrededor el tema”1 y apoya la separación entre la poesía y la historia, reivindicando que “es posible que sea sustancial la separación dura y radical entre la poesía y la historia”2 (Encinias, Rodríguez, y Sánchez xx). De hecho, en el corpus hay algún énfasis en la inferioridad de los versos de Villagrá, que sufren por razones del enfoque en el lado histórico de los eventos por un autor quien era primeramente soldado y político (Pierce 150-51, 286; Martín-Rodríguez 2010, citado en Craddock y Polt 2014). La historia influye demasiado sobre la estructura del poema, y un efecto era su larga extensión (Pierce 122-23). Desde el otro lado, se puede argumentar que el lado poético toma calidad del lado histórico del poema. Los documentos oficiales en los archivos nos ofrecen la imagen más precisa de los eventos, mientras la métrica y la floritura poética exageran o empañan la veracidad de la historia (Craddock y Polt 2014 1; Simmons 120).

Un análisis muy reciente por Genaro Padilla lamenta que el poema haya sido en las críticas ya mencionadas leído en un sentido histórico y no literario (Padilla 6). Padilla argumenta que Historia de la Nueva México es principalmente un poema y debe ser leído como tal. Él considera válidas las críticas de la calidad de los versos, “pero para insistir que el trabajo de Villagrá simplemente cumple la función de crónica, que es una ‘historia de verdad’ de la expedición de Oñate basada en ‘hechos de archivo,’ es poco imaginativo”3 (Padilla 24). En la opinión de Padilla, el poema no debe ser usado como fuente primaria histórica para la construcción de la historia. Padilla menciona los tres documentos de archivo que aparecen en el poema, pero los subordina en su argumento a los “imbricaciones intertextuales de épicas anteriores tejidas a . . . la narración”4 (22). En otras palabras, la estructura poética amplia es mucho más importante que el hecho de que aparece en esta estructura poética los tres documentos de archivo.

En contradicción de esto, lectura de cerca de los tres documentos en su contexto poético e histórico demuestra que ellos tienen gran importancia en la estructura del poema. De hecho, la relación entre los versos y la prosa influye la forma del poema fundamentalmente. Las respuestas de unas preguntas claves proveerán la evidencia para esta afirmación. ¿Por qué usó el autor estos tres documentos, y cómo usó ellos para establecer el sentido poético de su texto? ¿Y son estos los documentos originales, o son transcripciones con omisiones y cambios en las oraciones? Para contestar a la primera pregunta, examinamos los tres documentos en el contexto del poema y también en los contextos histórico y político. Para ser más específico, en el contexto del poema, todos de los tres documentos marcan una transición fundamental en la narración del poema y todos tienen una marca estilística en la página. En el contexto histórico, el primer documento sirve más que los otros dos, y en el contexto político, el tercer documento sirve más que los otros dos. Para contestar a la segunda pregunta, usamos el trabajo de otros investigadores quienes ya han transcrito los otros documentos y ya han identificado las diferencias entre los documentos de los archivos en Sevilla y México D.F. y los documentos como aparecen en el poema. Las diferencias entre ellos no son suficientemente significativas para argumentar que son sistemáticas o estilísticas.

Pero antes de contestar nuestras dos preguntas, empezamos con un breve resumen de los tres documentos. El primer documento, en el Canto VII del poema, es en realidad dos cartas diferentes, una del Rey Felipe III al Virrey Conde de Monterrey de Nueva España, y otra del mismo Virrey a Don Lope de Ulloa y Lemos, el inspector oficial de la expedición. Ambos mandan parar la expedición por los excesos y el mal manejo. El manuscrito existe ahora en Archivo General de Indias en Sevilla, España, como parte de un documento más largo que describe la inspección por Don Lope de Ulloa (“Solicitud: Juan de Oñate: socorro descubrimiento Nuevo México”;5 De Marco y Craddock “Documents Concerning the Maintenence of the Province of New Mexico”). El segundo documento, del Canto XIV, es el relato por Juan de Oñate de la toma de posesión oficial de Nuevo México, legitimada por su secretario y notario público Juan Pérez de Donís. En este documento relata y justifica el establecimiento de la colonia de Nuevo México en el nombre del Imperio Español. El manuscrito existe ahora en el Archivo General de Indias (“Expediente de Juan de Oñate: Nuevo México”;6 De Marco y Craddock “Juan de Oñate Takes Possession of New Mexico”). El documento final, del Canto XXV, es una respuesta del Comisario y los Religiosos de la expedición a la cuestión de Juan de Oñate sobre las justificaciones para la guerra. El general quiere empezar una guerra contra los indígenas del pueblo Acoma en retribución por un ataque, pero antes busca justificación por los oficiales del estado y de la Iglesia para no ofenderles. Este documento es un segmento del manuscrito más largo que existe en el Archivo General de Indias (“Expediente de Juan de Oñate: Nuevo México”;7 Craddock y Polt 2014).

Para empezar nuestro análisis de estos documentos, es importante que nos demos cuenta que estos tres no son los únicos documentos que existen aparte del poema. A lo largo de la expedición, las personas con autoridad estaban escribiendo cartas y documentos oficiales. Estos documentos del archivo siguen la misma trama de eventos que Villagrá describe en su poema. George Hammond y Agapito Rey, para el proyecto del Coronado Cuarto Centennial Publications, consultaron los archivos en España y México y colectaron y tradujeron al inglés todos los documentos sobrevivientes. En este proyecto hay casi cincuenta documentos que tratan más o menos de los eventos del poema (Hammond y Rey 1953 vol. V). Pero Villagrá escogió tres específicos para su poema. Podemos ver la razón en la colocación muy específica de los documentos en la estructura del poema. Los tres documentos aparecen en tres diferentes cantos del poema: el primero está en el Canto VII, el segundo en el Canto XIV, y el tercero en el Canto XXV. Hay treinta y cuatro cantos en total, por lo cual los tres documentos están espaciados a través el total del poema. Dividen el poema en cuartos de extensión desigual.

Podemos considerar la colocación de los tres documentos basada en el contenido de estos dichos cuartos del poema. El primer cuarto sirve en algún sentido de introducción para la acción que empieza con el séptimo canto, y el primer documento marca, ambos físicamente y en su contenido, el comienzo de la acción. Los primeros seis cantos nos dan un contexto histórico para la expedición, incluso primariamente la leyenda de los orígenes de los mexica (Cantos I-II). Después, Villagrá narra varias jornadas pasadas a Nuevo México, incluso la de Cabeza de Vaca (III), la de fray Marcos de Niza (III), la de Francisco Vázquez de Coronado (III), una anónima francesa (V), una reciente de los tres frailes Agustín, Juan, y Francisco (V), la de Antón de Espejo (V) y varias otras ilícitas o ya no cumplidas (V). Finalmente, en el Canto VI describe como el Virrey concede permisión a Juan de Oñate para la expedición a Nuevo México. Todo lo que ocurre en esta parte sirve para introducir la escena del Canto VII, que es la primera acción de la narrativa y también el primer problema que confronta a los “héroes” del poema. Y aquí encontramos el primer documento del poema, el de la Inspección de Ulloa. Este es un punto importante, que en este caso el poema contiene un documento en parte para marcar el comienzo de la historia. Pero los versos del Canto VII, directamente antes de la prosa del documento ya presentan el primer problema actual de la narración, la espera para los órdenes y aprobación del Virrey a Juan de Oñate. La prosa y el cambio del estilo del documento marcan físicamente un punto de transición en la narración, pero los versos ya han señalados la transición en el contenido. No obstante, el documento todavía sirve de evidencia para la veracidad del hecho del comienzo de la expedición.

Entonces, al mismo tiempo que el documento marca el comienzo de la narración, también corrobora el comienzo de la narración. El documento tiene valor histórico por su introducción de hechos históricos aún no mencionados en los versos del poema y la corroboración de hechos ya mencionados. Por ejemplo, la carta del Rey al Virrey nos cuenta del cambio en la oficina del Virrey en la Nueva España después de la afirmación del contrato con Juan de Oñate en 1595. También nos cuenta de la conversación sobre la expedición en la cadena de mando arriba de los conquistadores. Comprueba lo que el Canto VI ya dice sobre el concurso para la posición de adelantado de Nuevo México. La carta del Virrey al inspector de la expedición Don Lope de Ulloa revela los detalles legales de la parada mandada y las consecuencias específicas de desobediencia, incluso “pena de la vida, y perdimiento de vienes, y de ser” (Biblioteca Digital Hispánica “Historia de la nueua México” im. no. 172). Estos son los nuevos hechos que introducen el documento de archivo sobre el primer problema de la acción en la narración.

Ahora continuemos con el segundo cuarto del poema, que sigue con la acción primera de la narración. El documento que termina este cuarto sirve primariamente de una gran marca de transición, mucho más fuerte en este sentido que el primer documento. En este cuarto, la narración trata principalmente de la dificultad del viaje a través de la tierra. La expedición se va del Río de Conchas (Canto X) al Río San Pedro (XI), y finalmente al Río del Norte (XIV). En esta parte, la expedición encuentra a unos indios, y el Canto XIII tiene el cuento romántico de Polca, “la mas alta baruara gallarda, / de pecho y coraçon el mas rendido, / que en barbara nacion se á conocido” (BDH “Historia de la nueua México” im. no. 259). Esta parte del poema culmina con el establecimiento de la presencia oficial del Imperio Español en la región, con el relato de Juan de Oñate en prosa. Los versos de Villagrá lo introducen muy simplemente y brevemente:

“. . . y con esto luego,

Se tomó possesion de aquella tierra,

En vuestro insigne, heroico, y alto nombre,

Haziendo en esta causa cierto escrito,

Que aqueste será bien que aqui le ponga,

Sin corromper la letra porque importa,

Por ser del mismo General la nota,”

(BDH “Historia de la nueua México” im. no. 291-2).

En este segundo cuarto del poema, podemos ver claramente que el documento de la toma de Nuevo México marca un punto de cambio en el poema en que las personas, que entraban en la región como forasteras encontrando dificultades inesperadas, ahora son conquistadores que tienen el papel de explorar y conquistar, venciendo dificultades que ellos mismos crean. En este sentido, este documento es el punto de cambio fundamental en la acción.

El segundo documento aquí sirve menos para justificar o corroborar y más para enfatizar este punto de cambio en el poema. Es verdad que el documento es explícitamente una justificación de la toma de la tierra, pero Oñate declara la justificación en el nombre del Rey y Dios. Y si el poema ya es dedicado al Rey (BDH “Historia de la nueua México” im. no. 17-21), no es necesario justificar acciones en su nombre, porque es evidente que él y probablemente los otros lectores ya saben el razonamiento que Oñate presenta para la toma: evangelismo a los indios y protección de ellos por el gobierno imperial. Es el mismo razonamiento que todos los otros conquistadores de la época usaban. Dice Oñate en el documento que los conquistadores, como cristianos, tienen que trabajar “subgetando las baruaras naciones, hallanando el passo á los Euangelicos Predicadores, assegurando sus vidas y personas, vengando las injurias que los vna vez recebidos recibieren, reprimiendo y refrenando el impetu, y bestial y baruara fiereza, de los sobredichos” (BDH “Historia de la nueua México” im. no. 302). Esta justificación es convencional.

En el lado de corroboración de hechos históricos, el segundo documento del poema es más débil que el primero. Hay solamente dos cosas de valor histórico escrito en este documento. En primer lugar, Oñate justifica la toma con la idea de honrar la memoria y completar el evangelismo de “los Predicadores del santo Euangelio, verdaderos hijos de san Francisco, Frai Iuan de Santa Maria, Frai Francisco Lopez, y Frai Agustin Ruiz . . . que todos dieron sus vidas y sangre, en primicias del santo Euangelio, en ella, cuia muerte fue inocente, y no merecida” (BDH “Historia de la nueua México” im. no. 305). Esta es una referencia histórica específica a los tres frailes que se murieron en Nuevo México en 1582. El otro acontecimiento específico de este documento es la acción de Oñate, quien “puso y clauó, con sus proprias manos, en vn arbol fijo, que para el efecto se aderezó, la Santa Cruz, de nuestro Señor Iesu Christo” (BDH “Historia de la nueua México” im. no. 313). Pero la necesidad de incluir el documento para corroborar estas dos referencias históricas es cuestionable. Primero, la muerte de los frailes ya fue mencionada en el poema como parte de las descripciones de los varios viajes pasados en la región (BDH “Historia de la nueua México” im. no. 124). Para el otro acontecimiento, con la cruz en el árbol, Villagrá habría podido mencionarlo fácilmente en su verso. Entonces, de las razones posibles para la inclusión de este documento en el poema, la idea de estructura es la más fuerte, en que este documento marca un cambio en la acción del poema. Lo marca físicamente con la apariencia diferente de la prosa en la página, y lo marca literariamente con el cambio en métrica, sonido, y estilo inherente a la prosa y al nuevo autor.

El tercer cuarto del poema nos conduce al tercer documento. A la diferencia que los primeros dos documentos, este último sirve mucho más de justificación política para las acciones de los conquistadores. Los diez cantos de esta parte contienen el mayor movimiento narrativo de las cuatro partes. Juan de Oñate se establece en un pueblo indígena que los españoles llaman San Juan (Canto XVI). Luego, él envía varias pequeñas expediciones para explorar la tierra que rodea a Nuevo México al este y al oeste (XVII). Todos los cantos que quedan tratan de los acontecimientos del pueblo Acoma, cuyos habitantes indígenas ofrecen la resistencia más fuerte a la invasión de los conquistadores españoles. La segunda mitad del poema entra mucho más en la narración de eventos específicos, y sale de las descripciones amplias de la historia. En el tercer cuarto, ocurren los eventos que resultan en la declaración de guerra contra los Acoma por Juan de Oñate. Los indios, presumiblemente en defensa de su autonomía, tratan de matar a Juan de Oñate en una instancia (XVIII), y en otra tienen éxito de matar trece soldados y sirvientes, incluso el Maese de Campo, nieto de Juan de Oñate (XXIII). Al momento en que llegamos al documento del Canto XXV, en que Juan de Oñate pide la opinión de los religiosos sobre la guerra justa, Villagrá ha estado narrando los eventos importantes en detalle. Entonces, no necesita ni quiere un documento que también narre los eventos en detalle. Además, este documento marca una transición desde el tiempo narrativo antes de guerra hasta el tiempo de guerra, pero no hay una transición grande de estilo o atmosfera en la narración después de este documento. En este caso, lo más importante es la justificación de los eventos que forman el clímax de la historia, porque todos los eventos específicos históricos están en los versos.

Con el propósito de justificación en este tercer documento, es necesario entrar en una breve examinación del contexto histórico afuera del poema. Villagrá quiere incluir justificación para las acciones porque publica su poema en un contexto político peligroso, doce años después de los eventos que narra. En los años desde la lucha por Acoma hasta el año de escribir, la nueva colonia aún no había producido las riquezas esperadas. El evangelismo no había tenido mucho éxito porque los indios habían recibido tratamiento bastante mal bajo el nuevo estado. Aparecían dos partidos enemigos en las autoridades de la colonia, uno en contra y otro pequeño a favor del gobernador Juan de Oñate. El Rey Felipe III forzaba la resignación de Juan de Oñate en 1607 (Hammond y Rey 1953 vol. VI). El poema fue publicado en 1610. No obstante que el disentimiento con el gobernador empieza después del fin de la narración, Villagrá tenía que ser cuidadoso con el contenido de su poema. Obviamente pasaba las censuras usuales para todos los textos publicados bajo el Imperio, con el razonamiento escrito en las páginas de censura, que el poema “no tiene cosa contra la fe y buenas costumbres” (BDH “Historia de la nueua México” im. no. 12). Pero el poeta era más que un poeta. También era un soldado con ambiciones políticas. En 1599, salió de Nuevo México y nunca regresó. Se fue a España para desarrollar su carrera. En 1602, le pidió al Rey el “título de Marqués” (Museo Nacional de México 83), y en 1605, le pidió el oficio de gobernador de “cualquiera parte ó Corregidor de Zacatecas” (76). Esperando la decisión en sus solicitaciones, es probable que la justificación de las acciones de la expedición en que era un actor importante fuera muy importante en sus relaciones con la monarquía. Entonces, tenemos en el poema este documento que justifica, por palabra del comisario y de los religiosos de la expedición, que la declaración de guerra contra los Acoma era justa.

Hasta este punto, hemos analizado porque Villagrá escogió los tres documentos y cuales propósitos cumplen en el contexto poético y político del poema. La pregunta final a la que tenemos que responder es la que trata de los cambios que hace Villagrá en su transcripción de los documentos en su poema. El alcance de colectar datos para la respuesta a esta pregunta es demasiado grande para nuestra corta investigación. Afortunadamente, otros escolares ya han hecho el trabajo de encontrar las minúsculas diferencias entre los documentos del poema y los documentos del archivo. El trabajo de Hammond y Rey (1953) ha colectado todos los documentos, pero su transcripción de ellos no incluye la versión castellana, solo la inglesa. En otro trabajo el Proyecto Cíbola de la Universidad de California en Berkeley ha hecho transcripciones recientes en texto paleográfico de algunos de los documentos.

De Marco y Craddock (2014) hicieron una transcripción total de tres copias del segundo documento del poema, el cual describe la toma de posesión. En este trabajo, comparan los tres documentos del archivo con el documento publicado por Villagrá. Encuentran varias diferencias entre las tres copias y la versión de Villagrá (De Marco y Craddock “Juan de Oñate Takes Possession of New Mexico” 23-25) y concluyen que “no aparece copiada directamente de nunca de las tres copias”8 y que “el texto de Villagrá no es muy fiel a su fuente, mostrando muchas interpolaciones y omisiones”9 (1). Varias veces, Villagrá tiene un uso diferente de las palabras, la ortografía y los artículos. La mayoría de estas diferencias no impacta al sentido histórico del documento, pero hay una que si tiene cierta fuerza sobre el entendimiento de la historia. Es la interpolación por Villagrá donde el original dice “frai Juan de Santa Maria, Fray Francisco Lopez y fray Agustin Rodrigez, primeros descubridores de esta tierra” y Villagrá añade “despues de aquel gran Padre Frai Marcos de Niça” (De Marco y Craddock “Juan de Oñate Takes Possession of New Mexico” 1, 6, 24). Es posible que Villagrá considerara que el original tenía una equivocación porque la jornada de Fray Marcos de Niza ocurrió en 1539, casi cuarenta años antes de la expedición de los tres frailes mencionados. Pero más importante, este cambio en el documento tiene impacto sobre la consistencia del texto porque Fray Marcos de Niza es un personaje muy significativo en el Canto III. Villagrá alaba a él como “el gran Capitan de pobre gente” y “aqueste santo, / Y heroico Religioso de Fransciscos,” y describe su expedición en detalle (BDH “Historia de la nueua México” im. no. 84-5). Los tres otros frailes Juan, Francisco y Agustín no reciben la misma atención en el poema cuando su jornada es mencionada brevemente en el Cantos V (BDH “Historia de la nueua México” im. no. 123-4). Entonces, para el sentido de consistencia a través el poema completo, este cambio en el documento es muy importante. Parece que lo mismo no ocurre en los dos otros documentos.

Para el tercer documento Craddock y Polt (2014) hicieron una transcripción del total del largo documento sobre el proceso contra los Acoma. Otra vez hicieron el mismo trabajo de encontrar las diferencias entre las copias del documento. En este caso, las diferencias entre el documento del archivo y lo publicado en el poema no son tan substanciales como para el segundo documento. Este hecho indica que es probable que Villagrá haya usado uno de los dos documentos ahora preservados en el Archivo General de Indias como fuente para su poema. Craddock y Polt no proveen comentario sobre esto. Hay una palabra cambiada, una omitida, y una añadida (Craddock y Polt 119), pero a la excepción de estos, solo ocurren cambios de ortografía o artículos. Villagrá también cambia los títulos y la frase final para una transición breve con el poema.

Desafortunadamente, el Proyecto Cíbola no ha hecho el mismo trabajo con el primer documento del poema. El primer documento, de la Inspección de Ulloa, es simplemente “sin publicar en castellano”10 aunque existe la traducción al inglés en Hammond y Rey (1953 vol. V) (De Marco y Craddock “Documents Concerning the Maintenance of the Province of New Mexico” 3). Dos copias del manuscrito existen ahora en el Archivo General de Indias.11

La conclusión que generan estas comparaciones es que Villagrá en gran parte trataba de ser fiel a sus fuentes cuando transcribió los documentos en su poema. En el segundo documento, inserta la frase sobre Fray Marcos de Niza en el interés de consistencia con sus hechos históricos de fondo en los Cantos III y V. Este cambio es una diferencia significativa en el énfasis histórico en este parte del documento. Pero cuando consideramos todas las diferencias entre los documentos originales y los del poema, no son suficientemente grandes para merecer el argumento de que Villagrá cambiaba los documentos sistemáticamente para manipular la historia. El uso del archivo en el caso del poema era el uso del archivo de verdad. Villagrá estaba tratando de contar la historia fielmente, o por lo menos ofrecer los documentos de ella, para que vea el lector mismo.

Entonces, nos hallamos en el punto en que podemos afirmar lo que propusimos al principio: el uso de los documentos en Historia de la Nueva México hace fluido la relación entre la poesía y la historia en el poema. Los documentos históricos son herramientas poéticas en un poema histórico. Pero además de tener usos poéticas, tienen usos políticos e históricos. Los documentos son herramientas poéticas en el sentido de que marcan transiciones en la narración y en la estructura del poema. Son herramientas políticas en el sentido de que justifican las acciones de los personajes del poema. Y finalmente, son herramientas históricas en el sentido de que corroboran los acontecimientos de la historia. En este último uso, la corroboración de los hechos requiere que los documentos son más o menos fiel a los manuscritos originales, y el análisis de las diferencias entre los manuscritos y el poema ha demostrado que Villagrá fue más o menos fiel a sus fuentes cuando las transcribió. Con la inclusión de los documentos de archivo, el poema se vuelve más creíble. En otro sentido, el poema guarda su estatus como ambas de fuente primaria poética y fuente primaria histórica. El poema templa la dicotomía entre estos tipos de fuentes primarias que existe fuertemente en la crítica sobre este poema.

Last Updated 1 year ago


Bibliography

 

  • “Carta del virrey conde de Monterrey.” Mexico,25,n.22. Audiencia de México. Sevilla: Archivo General de Indias. Portal de archivos españoles. Ministerio de educación, cultura, y deporte. Web. 14 Dec. 2014.
  • Craddock, Jerry R., and Barbara De Marco. “Ytinerario de la Expedición de Juan de Oñate a Nuevo México 1597-1599.” eScholarship (2013): n. pag. Web. 25 Nov. 2014.
  • Craddock, Jerry R., and John H. R. Polt. “The Trial of the Indians of Acoma 1598-1599.” Research Center for Romance Studies, International and Area Studies (2014): n. pag. Web. 25 Nov. 2014.
  • De Marco, Barbara, and Jerry R. Craddock. “Documents Concerning the Maintenance of the Province of New Mexico, in Response to the Request by Vicente de Zaldívar for Further Reinforcements in 1602.” eScholarship (2014): n. pag. Web. 25 Nov. 2014.
  • —. “Juan de Oñate Takes Possession of New Mexico, April 30, 1598.” eScholarship (2014): n. pag. Web. 25 Nov. 2014.
  •  ”Expediente de Juan de Oñate: Nuevo México.” Patronato,22,r.13. Patronato Real. Sevilla: Archivo General de Indias. Portal de archivos españoles. Ministerio de educación, cultura, y deporte. Web. 25 Nov. 2014.
  • Hammond, George P., and Agapito Rey, eds. Don Juan De Oñate: Colonizer of New Mexico, 1595-1628. Vol. V-VI. Albuquerque: U of New Mexico, 1953. Print. Coronado Cuarto Centennial Publications, 1540-1940.
  • “Historia de la Nueua México.” Biblioteca Digital Hispánica. N.p., n.d. Web. 25 Nov. 2014.
  • Padilla, Genaro M. The Daring Flight of My Pen. Albuquerque: U of New Mexico, 2010. Print.
  • Pierce, Frank. La poesia epica del Siglo de Oro. Madrid: Editorial Gredos, 1961. Print.
  • Simmons, Marc. The Last Conquistador: Juan de Oñate and the Settling of the Far Southwest. Vol. 2. Norman: U of Oklahoma, 1991. Print. The Oklahoma Western Biographies.
  • “Solicitud: Juan de Oñate: socorro descubrimiento Nuevo México.” Patronato,22,r.4. Patronato Real. Sevilla: Archivo General de Indias. Portal de archivos españoles. Ministerio de educación, cultura, y deporte. Web. 25 Nov. 2014.
  • Villagrá, Gaspar Pérez de. Historia de la Nueva México, 1610. Ed. Miguel Encinias, Alfred Rodríguez, and Joseph P. Sánchez. Albuquerque: U of New Mexico, 1992. Print.
  • —. Documentos Relativos á Gaspar de VillagráHistoria de la Nueva México. Comp. D. José Fernando Ramírez. Vol. II. México: Imprenta del Museo Nacional, 1900. N. pag. Print.

 

Citation

Tait K. Rutherford, « El archivo poético en _Historia de la Nueva México_, de Gaspar Pérez de Villagrá », Journal of Undergraduate Research, Volume 1.2, Columbia University | LAIC, Department of Latin American and Iberian Cultures (online), published on November 29, 2015. Full URL for this article

Join the conversation